Alopecia

share, link, spread

La alopecia consiste en la disminución de la densidad o pérdida de pelo, de forma localizada o difusa y de forma temporal o permanente.

Es una de las patologías del folículo piloso de mayor prevalencia y un motivo de consulta muy frecuente, tanto en Atención Primaria como en Dermatología.

Tipos de alopecia

Aunque existen muchos tipos de alopecia, los más frecuentes son los siguientes:

  • Alopecia androgenética (AGA) o calvicie común, la forma más frecuente de alopecia.
  • Alopecia por efluvio telogénico, consiste en la pérdida difusa de cabellos y puede estar asociada a cambios estacionales, enfermedades tiroideas, factores hormonales, etc.
  •  Alopecia por efluvio anagénico, se manifiesta generalmente por una pérdida difusa, brusca e intensa del cabello que aparece a los pocos días de acontecer la causa desencadenante (enfermedades, infecciones, agentes antitumorales, deficiencias de zinc o ácidos grasos esenciales, etc.).
  • Alopecia areata, caracterizada por la presencia de una o varias placas sin pelo, localizadas en el cuero cabelludo preferentemente pero también en cejas, pestañas, barba, etc.

Alopecia androgenética

La caída del cabello conocida como calvicie común o alopecia androgenética o androgénica es debida a una predisposición genética que intensifica la acción de la hormona testosterona en los folículos pilosos de determinadas áreas.

En España, el 63% de los varones de 50 años presentan alopecia androgenética masculina (MAGA), proporción que aumenta con la edad.

Por otro lado, en nuestro país el 36% de las mujeres padece alopecia androgenética femenina (FAGA), que suele acentuarse a partir de la menopausia, por la pérdida de la protección estrogénica. En un porcentaje alto de casos existen antecedentes familiares, aunque también existen algunos factores que pueden agravar la tendencia a la alopecia, como por ejemplo el déficit de hierro.

Tratamiento de la alopecia androgenética

Existen tres tipos de tratamientos para la alopecia androgenética: tópico, oral o quirúrgico. El médico es quien debe determinar, en cada caso, cuál es el tratamiento o la combinación de tratamientos más adecuada para cada paciente.

El tratamiento tópico más utilizado en la alopecia androgenética es el minoxidil, un medicamento tópico de acción vasodilatadora que ha demostrado que aumenta la duración de la fase anagen (fase de crecimiento del cabello) y el tamaño de los folículos pilosos. Los efectos en el aumento de la densidad del cabello pueden comenzar a apreciarse entre el cuarto y sexto mes de tratamiento.

Aunque existen otros medicamentos, el más usado en el tratamiento oral de la alopecia androgenética es la finasterida. Este medicamento de prescripción actúa como inhibidor de la 5α-reductasa tipo II y disminuye la conversión de testosterona en 5DHT (desencadenante del fenómeno de miniaturización de los folículos pilosos). Además, La finasterida incrementa el número de cabellos, su longitud y grosor. Estos cambios comienzan a hacerse evidentes a partir de los 4-6 meses de tratamiento y se mantienen a lo largo de los años que dura el tratamiento.

Por último, el tratamiento quirúrgico se basa principalmente en el autotransplante de cabello, aunque también existen otro tipo de intervenciones.

Nuestro Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para personalizar la navegación, y mejorar sus servicios mediante el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si continua navegando, Usted acepta su uso de conformidad con nuestra Política de Cookies.